Extraña coincidencia de crecimiento de Familias en Acción en municipios donde Santos lidera

Victor Solano
Tuesday, June 15, 2010

 Global Exchange es una organización no gubernamental estadounidense defensora de derechos humanos que lideró una misión de observación Pre-electoral en Colombia en febrero de 2010, integrada por 22 personas de siete países diferentes. La misión visitó municipios de Antioquia, Córdoba, Valle del Cauca y Santander y se entrevistó con diversos agentes sociales, incluyendo representantes de partidos políticos, organizaciones locales y autoridades civiles.

Una de las quejas más frecuentes que recibió la Misión fue el uso indebido del programa “Familias en Acción” por parte de funcionarios y políticos locales con fines electorales. Esta situación motivó realizar el estudio que hoy se presenta.

Metodológicamente el estudio se basó en comparar en cada municipio del país el crecimiento histórico del programa “Familias en Acción”, los resultados electorales de las elecciones legislativas y de primera vuelta presidencial, las quejas y reclamos ciudadanos ante los organismos de control y vigilancia como la Procuraduría General de la República, las cifras de pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas y las cifras de población desplazada por la violencia. Todos los datos del estudio provienen de entidades públicas colombianas.

Contexto Subsidios condicionados Desde el año 1997 se han implementado en más de 30 países experiencias de transferencias monetarias condicionadas, generalmente auspiciadas por la banca multilateral (Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo). Estos programas consisten en otorgar pequeñas sumas de dinero a familias pobres como incentivo al cumplimiento de compromisos como la asistencia regular de los niños a la escuela y seguimientos nutricionales en centros de salud.

El Programa Familias en Acción se diseñó y puso en marcha como una estrategia para invertir en “capital humano” en Colombia, mediante el otorgamiento de incentivos económicos o “subsidios condicionados” a familias en situación de extrema pobreza pertenecientes al nivel 1 de la encuesta del “Sistema de identificación para potenciales beneficiarios de los programas sociales – SISBEN”.

Esta encuesta permite la identificación y categorización de las personas que pueden ser beneficiarias de diferentes servicios sociales como cobertura en salud, acceso a educación y subsidios de vivienda. Desde su creación en el año 2002 el programa ha crecido de 320 mil familias en 620 municipios a 2.228.443 familias en 1.187 municipios de todo el país.

Principales Hallazgos de la Investigación: Dificultades en el registro de la encuesta SISBEN y beneficiarios de programas sociales como Familias en Acción Las Gerencias Departamentales de la Contraloría General de la República, así como las Procuradurías Provinciales, han recibido quejas de irregularidades donde los administradores del SISBEN o las mismas autoridades municipales intervienen en la asignación de beneficiarios, sin atender los criterios técnicos establecidos para tal fin. El Departamento Nacional de Planeación ha realizado procesos de auditoría encontrando irregularidades como la mediación de líderes comunitarios (Juntas de Acción Comunal) en los procesos de registro, información falsa que permite el acceso a personas no pobres a servicios sociales, asignación de beneficiarios según criterio del encargado y sin atender lineamientos técnicos, entre otras prácticas.

Presencia desigual del programa “Familias en Acción” SISBEN 1 en algunos municipios Existe proporción entre las cifras de pobreza y el número de beneficiarios de “Familias en Acción” en las grandes ciudades del país y por departamentos en cifras totales. Sin embargo, en las pequeñas ciudades y poblados no se encontró la misma equivalencia y no resultan lógicas algunas diferencias.

Diferencias en la cobertura de la población desplazada por Familias en Acción Existen diferencias en algunos municipios que presentan un elevado número de personas desplazadas por la violencia y no cuentan con la misma cobertura de Familias en Acción con énfasis en población desplazada. Un caso es Bahía Solano con 2.011 desplazados y 80 Familias en Acción para población desplazada, difiere de las 438 Familias en Acción y los 1.595 desplazados registrados de Pensilvania. Se invita a conocer de mejor manera la lógica programática de Acción Social en la asignación de estas familias.

Crecimiento del programa Familias en Acción en paralelo a los resultados electorales Las estadísticas muestran que existe un crecimiento paralelo entre el número de beneficiarios de Familias en Acción y los resultados electorales de los partidos políticos de la coalición de Gobierno, tanto en las elecciones legislativas como en la primera vuelta presidencial. Este incremento electoral es especialmente importante en los municipios donde además los partidos de coalición tienen control político de las alcaldías locales. Existe una relación entre el incremento de las votaciones por el Partido de la U y las alcaldías municipales que están a cargo del mismo partido político. Se identificaron 26 municipios donde el Partido de la U tiene el control de las Alcaldías municipales y además sus candidatos a Senado y Cámara obtuvieron las más altas votaciones en las elecciones parlamentarias del pasado 14 de marzo. En dichos municipios el candidato presidencial Juan Manuel Santos ganó por encima del 60%. Familias en Acción en estos municipios creció de 19.404 familias en el 2006 a 46.526 en 2010.

Recomendaciones: Agradecemos a Colombia en su conjunto el apoyo a este tipo de iniciativas pioneras en el continente en el seguimiento a programas sociales y su posible manipulación con fines electorales. Estas investigaciones sin duda serán de gran ayuda en otros países de la región. En base a los hallazgos que la investigación ha traído a luz, Global Exchange realiza las siguientes recomendaciones.

  • Al gobierno colombiano: que impida la participación en política de sus funcionarios, motive a la ciudadanía a realizar las denuncias respectivas y garantice que organismos como la Unidad de Reacción Inmediata Electoral – URIEL cuente con los recursos físicos y humanos, así como con la autonomía necesaria para realizar su cometido misional.
  • A los ciudadanos Colombianos: el voto es un valioso mecanismo para incidir en las decisiones colectivas de una sociedad y constituye un derecho humano, no solo en su dimensión política, sino también como expresión de la libertad de conciencia. Alentamos a los ciudadanos Colombianos para que hagan uso efectivo de su derecho ciudadano al voto y eviten que presiones políticas condicionen su voluntad y decisiones.
  • Al Departamento Nacional de Planeación: que fortalezca los mecanismos que permitan un registro transparente y ajeno a todo manto de duda en la encuesta SISBEN en los diferentes municipios del país, incitando la denuncia ciudadana a toda posible manipulación y acto ilícito realizado por los funcionarios que administran este sistema de información en las municipalidades.
  • A la Dirección de Acción Social: que realice una enfática estrategia de comunicación para que los beneficiarios del programa tengan claridad sobre el origen de los subsidios y ejerzan la libertad que como ciudadanos tienen de elegir a las personas en los procesos electorales sin otro criterio que su propia conciencia.
  • A las autoridades electorales y al ministerio público: que realicen un seguimiento a la asignación de beneficiarios de programas sociales y al cumplimiento de los criterios técnicos para tales fines.
  • A los organismos internacionales y a la banca multilateral: que los estudios de implementación, impacto y seguimiento de los programas financiados incluyan un análisis de riesgo ante la posible manipulación de dichos programas con fines electorales.
  • A las organizaciones sociales y Academia: que analicen la incidencia electoral de otros programas sociales de gran incidencia, como la encuesta SISBEN, la Red Juntos, los programas de vivienda, el Servicio Nacional de Aprendizaje – SENA, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF, etc.

Related issues: